Un duelo “a cara de pocos amigos” se dio en el domingo 30, cierre del Rally de Alto Paraná. Tiago Weiler y Diego Cagnotti salían con la misión de mantener la ventaja sobre sus perseguidores: Gustavo Saba y Fernando Mussano; ambos a bordo de un Škoda Fabia R5. El primero llegaba cómodamente con una ventaja de 33,87 segundos, pero los 60,8 kilómetros de especiales no serían nada fáciles.

Las especiales cronometradas arrancaron a las 9:00 horas con los tramos: Cargill – Calle 6 de 10,40 kilómetros, Aeropuerto – Capilla San Isidro de 15 kilómetros, y Resort Paraiso (largada y llegada) de 6 kilómetros, este último, lugar de la Power Stage. Weiler, como puntero, debía ser el primero en abrir los caminos de cara a la segunda etapa.

Manteniendo las dos pasadas por tramo, desde el inicio la disputa fue realmente dificultosa pues Saba atacó constantemente al punto de haber ganado las seis especiales del día; ni siquiera cedió en la Power Stage para terminar recortando a seis segundos el acumulativo tras los días de competencia.

El acumulativo de Weiler y Cagnotti fue de 1 hora, 24 minutos y 59,50 segundos, Saba y Mussano lo secundaron con un tiempo de 1 hora 25 minutos y 5,45 segundos; el podio en la general, y a su vez, la RC2 y la tracción total, lo cerró Miguel “Miki” Zaldívar, quien navegado por Edgardo Galindo, también con un Škoda Fabia R5 y un tiempo de 1 hora 26 minutos y 8,88 segundos

Nota en desarrollo. La misma se actualizará una vez que los resultados de las clases restantes sean oficializados por el comisariato deportivo.

Conferencia de Prensa, Los mejores (4×4 y F2)

Ceremonia de Premiación

Comentarios

Comentarios

%d bloggers like this: